Multiculturalismo o la lógica cultural del capitalismo multinacional (1997)
Slavoj Zizek

Quienes todavía recuerdan los viejos tiempos del Realismo Socialista son concientes del papel clave que desempeño la noción de lo “típico”: la literatura verdaderamente progresista debía representar héroes típicos en situaciones típicas. Aquellos escritores que retrataban en forma sombría la realidad soviética no se los acusaba simplemente de mentir; la acusación más bien consistía en que ofrecían un reflejo distorsionado de la realidad social al describir los restos del pasado decadente, en vez de centrarse en los fenómenos “típicos”, es decir, en aquellos que expresaban la tendencia histórica subyacente del progreso hacía el comunismo. Aunque esta noción pueda sonar ridícula, su pizca de verdad reside en el hecho de que toda noción ideológica universal siempre está hegemonizada por algún contenido particular que tiñe esa universalidad y explica su eficacia.


¿Por qué la madre soltera es “típica”?

Si se considera el rechazo que manifiesta la Nueva Derecha hacia el Estado de Bienestar en los Estados Unidos, por ejemplo, la ineficacia con la que se asocia la noción universal de Estado de Bienestar se apoya en la representación seudoconcreta de la madre soltera afroamericana, de mala fama, como si, en última instancia, el bienestar social fuera un programa para madres solteras negras. Es decir, el caso particular de la madre soltera negra es concebido veladamente como aquél caso típico del Estado de Bienestar y de todo lo que funciona mal en él. En el caso de la campaña contra el aborto, el caso “típico” es exactamente el contrario: se trata ahora de una mujer profesional, sexualmente promiscua, que valora su carrera por encima de su misión “natural”, aunque esta caracterización entre en franca contradicción con el hecho de que la gran mayoría de abortos ocurren en familias de clase media baja con muchos hijos. Este giro específico -un contenido particular es divulgado como “típico” de la noción universal- constituye el elemento de fantasía, el soporte o fondo fantasmático de la noción ideológica universal. Para decirlo en términos kantianos, se desempeña el papel del “esquematismo trascendental” al convertir el concepto universal vacío en una noción que se relaciona o se aplica directamente a nuestra “experiencia real”. Esta particular fantasmática no es, de ninguna manera, una ilustración o ejemplificación insignificante: es en este nivel que las batallas ideológicas se ganan o se pierden. La perspectiva cambia radicalmente en cuanto percibimos como “típico” el caso de un aborto en una familia numerosa de clase media baja que no puede hacerse cargo de otro niño.1

[...]

document-word Multiculturalismo o la lógica cultural del capitalismo multinacional.doc

document-page es.geocities.com/zizekencastellano

Be Sociable, Share!
[email_link]
[print_link]

castellano | , | permalink. | Trackback URL.